4 mejoras energéticas que te ayudarán a ahorrar dinero

Alfonso SBInteresanteLeave a Comment

puerta

Aunque ahora mismo sólo seamos capaces de pensar en el frío, la nieve y el caldo calentito, en unos meses estará aquí el verano y, sin que nos hayamos dado cuenta, estaremos con el aire acondicionado al máximo evitando salir de casa para no derretirnos.

Antes de que nuestras facturas de luz se disparen en verano, todos deberíamos hacer algunos ajustes para mejorar la  eficiencia energética en casa. Con los consejos que leerás a continuación, podrás enfriar tu casa por mucho menos dinero. Sin embargo, no podemos esperar a que sea verano y se nos eche el toro encima, así que aquí van 5 formas con las que mejorar la eficiencia energética de tu casa antes de que llegue el calor:

1. Pon burletes

Cuando pensamos en burletes normalmente los asociamos al invierno. ¡Gran error!

Así como los burletes nos mantienen aislados del frío en invierno, también lo hacen del calor en verano. La regla de oro es que si se puedes ver como pasa la luz a través de cualquiera de los marcos de tus puertas – incluyendo la parte inferior – estás perdiendo energía y dinero; más de lo que imaginas.

Los burletes ofrecen un montón de beneficios sin necesidad de invertir mucho dinero. Son baratos y fáciles de instalar. Si ya tienes los burletes instalados, asegúrate de que están todos en buen estado y listos para la nueva temporada.

2. Cambia los filtros del aire acondicionado

Reemplazar el filtro de aire de nuestro aire acondicionado es una obviedad que la mayoría simplemente pasa por alto sin siquiera pensar lo fácil que es. Ningún propietario ni inquilino debería darse el lujo de ignorar este pequeño detalle de ahorro.

Un filtro de aire limpio se refleja en la factura de la luz. Si el filtro está sucio, el aparato tiene que trabajar mucho más para hacer que el aire pase por ese filtro lleno de polvo.  Además, un aire acondicionado no es barato comprarlo, ni instalarlo ni mantenerlo ¿por qué hacer que sea más caro?

Tip: Si no quieres asumir el gasto regular de cambiar el filtro, simplemente trata de mantenerlo limpio. Para hacerlo, retira la rejilla de ventilación y límpialo con una aspiradora de mano o un trapo húmedo cada tres o cuatro meses. Una forma fácil de acordarse de esta rutina es hacerla a principio de cada temporada y que aguante hasta la siguiente.

3. Instala ventiladores de techo

Afortunadamente, hay formas más baratas de mantenerse frequito en verano. Los ventiladores de techo reducen drásticamente la factura energética. Este tipo de ventiladores permiten que el frío vaya circulando por la parte inferior de la habitación y mantiene el calor arriba. Aunque también vayas a gastar luz con ellos, la diferencia de consumo entre estos ventiladores y el aire acondicionado es abismal.

El mayor obstáculo es el coste inicial, la compra e instalación de estos ventiladores. Sin embargo, si planeas quedarte unos años en esa casa lo mejor que puedes hacer es dar el cambio y ver como terminan pagándose solos.

Tip: Si ves que no quieres meterte en una obra o que el precio de este tipo de ventiladores se sale de tu presupuesto, prueba a comprar ventiladores pequeños o de pie que sean eficientes energéticamente y notarás el cambio a final de mes.

4. Instala un termostato programable

Por último, considera la opción de instalar un termostato programable. Con un termostato programable, puedes indicar el horario en el que deseas enfriar tu casa y tenerla fresquita al llegar del trabajo y que se apague sola por la noche cuando ya te has quedado dormido. De esta forma no desperdicias dinero teniendo el aire encendido todo el día.

Estos termostatos son igualmente eficaces para el invierno que para el verano por lo que será una pequeña inversión rápidamente amortizable.

Tip: Los termostatos programables simples no son muy caros porque no requieren un alto nivel tecnológico para su fabricación. La clave de estos aparatos es el temporizador que nos permitirá programar las horas de frío y calor a nuestro antojo sin tener que preocuparnos tanto por la factura de la luz.

¿Qué mejoras has hecho tú en tu casa para reducir la factura de la luz manteniéndola igualmente fresca verano y calurosa en invierno?