¿La burbuja de los cupones de descuento en internet?

nvindiAhorro en internet Comments

En las últimas meses conocíamos el desplome que las acciones de Groupon se desplomaban un 20% tras conocerse los resultado del pasado ejercicio 2012 de la firma, unos resultado que, a pesar de haber reducido las perdidas con respecto al anterior año 2011 (donde realmente los resultado de la marca fueron nefastos con unas pérdidas acumuladas de cerca de 400 millones de dólares) presenta unas pérdidas estimadas en el entorno de los 70 millones de dólares. Sin embargo la firma sigue apostando por la inversión de futuro convencida del favor de los usuarios, pero, ¿realmente han calado las redes de descuentos en internet?

Hemos citado el ejemplo de Groupon porque, en buena medida puede considerarse el paradigma (a titulo de empresa) de lo que algunos califican como la burbuja de los descuentos en internet. Si tomamos el desempeño de la firma en los mercados bursátiles desde su salida a bolsa podremos contemplar como el valor de las acciones de la misma ha caído en este tiempo nada menos que un 75%, sin embargo la firma sigue mostrando los resultados del crecimiento record de ofertas en el último cuatrimestre del pasado año como tabla de salvación basada en la aceptación de los usuarios de los cupones de descuento, algo que, sin duda, también está en tela de juicio.

En primer lugar debemos tener en cuenta que el crecimiento de la oferta de descuentos no tiene (de hecho no lo hace) que correr parejo a un buen resultado del uso de los mismos, es decir, el crecimiento de los proveedores de servicios en descuento en las diferentes plataformas no tiene porque verse reflejado en la aceptación general de las mismas por parte de los usuarios, algo que, a tenor de los resultados de Groupon es lo que ocurre.

Resulta evidente que los descuentos, los cupones de descuento, a través de la red son un mecanismo de ahorro en internet interesante y con futuro, sin embargo el usuario medio sigue percibiéndolos en buena medida como algo casual a lo que acudir en caso de confluencia de intereses, obviando el concepto de herramienta de uso cotidiano en forma de descuentos que las plataformas proveedoras pretenden ser: sin duda la verdadera asignatura pendiente de los cupones de descuento en internet.