Qué sí y qué no en una remodelación

Alfonso SBInteresante Comments

Remodelación de la cocina

Vas a dar el paso a la remodelación de una parte importante de tu casa, por lo que lo mejor que puedes hacer es informarte primero para #QueNoTeTimen con tu cocina.

Asegúrate de incluir estos síes y noes en tu remodelación para evitar que termine siendo demasiado costosa:

No: te olvides de cómo usas y vas a usar la cocina

Cuando no paramos de ver planos y catálogos de muestras volando a nuestro alrededor, es fácil dejarse llevar y terminar con 6 fuegos en una isla de cocina que casi necesita su propio código postal

Si vas a cocinar para celebrar fiestas todas las noches, entonces tiene sentido. Si eres de pedir comida a domicilio y ver la televisión cuando vas a cenar, no necesitarás mucho.

Haz un presupuesto para la cocina que tú necesitas y para crear el espacio que mayor sentido tenga para ti, como más asientos o un comedor más grande.

Sí: se consciente del sitio por donde se abren las cosas

Tu nueva cocina puede parecer impresionante pero si tu nueva nevera choca con el lavavajillas cuando se abren ambos, te sentirás un poco frustrado.

Piensa bien en la distribución de la cocina antes de empezar a mirar los planos de las distintas propuestas y acuérdate siempre de prestar atención a los espacios delante de los cajones y las puertas y a los lugares en los que se instalarán los aparatos eléctricos, para evitar cualquier conflicto.

Mide varias veces antes de dar la aprobación final. Piensa que una doble comprobación puede ayudarte a evitar un costoso rediseño en el futuro.

No: te olvides del molde

Cuando estés planeando la cocina, no te olvides los elementos arquitectónicos propios de ella que quieras conservar, como las cornisas interiores, las ventanas o las puertas.

Mide todos los elementos antes de empezar y tenlos en cuenta en tu nuevo diseño. Una buena regla general es dejar unos tres centímetros de espacio más por posibles equivocaciones.

Sí: acuérdate de los más pequeños

Obviamente sabes donde va a ir tu horno ero, ¿qué pasa con la batidora?¿Y la máquina de café?¿Y la freidora?

A menos que te guste el caos en la encimera, lo mejor que puedes hacer es planificar el futuro y crear un espacio para todos esos aparatos. Dales un hogar en la despensa o en algún armario y deja una parte de la encimera preparada para cuando los tengas que usar. ¡Acuérdate de las tomas de enchufes!

No: a los productos rápidamente efímeros

Piensa en todas las comidas que has cocinado en los últimos 10 años. Necesitas que tu cocina nueva resista el desgaste de otros diez años, al menos. Por lo tanto, asegúrate de que la calidad de la encimera, los muebles y demás están a la altura del desafío.

Con esto no queremos decir que tengas que comprar todo de alta gama sino que te asegures de que lo que estás comprando será duradero.

Recuerda: cuando se trata de materiales de construcción, la opción menos costosa raramente es la mejor opción.